Local

Carlos, el cadete protegido

La cuarentena brinda imágenes extrañas, o al menos de las que nos estamos habituados a ver. Como la de Carlos, el cadete que en contacto con Pampadiario nos cuenta que aprovecha para «hacerme un mango, porque lo necesito y también lo necesita mucha gente que no se puede mover de la casa». Lo distinto es la forma de trabajar, con guantes y barbijo, adecuado a los tiempos de Coronavirus.

«Hay de todo, llaman bastante. Pero el servicio sirve mucho para las personas mayores que no pueden salir de la casa por ejemplo», agregó Carlos con el sentimiento en cada palabra.

Si te sirve o lo necesitas, Carlos 15300975. El Cadete protegido.

2018. General Pico. La Pampa. Argentina.

Arriba