Política

El ministro Arroyo firmó la entrega de 10 mil tarjetas Alimentar para pampeanos

El ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, lanzó en la provincia el programa La Argentina sin Hambre, que contempla la entrega de 10  mil tarjetas Alimentar. Habrá 3200 para familias de Santa Rosa, 1600 para Pico y el resto para otras 80 localidades pampeanas.

Arroyo fue recibido por el gobernador Sergio Ziliotto y el ministro de Desarrollo Social de la provincia, Diego Álvarez. En el centro cultural Medasur, pasadas las 10.30 horas, firmó un convenio por las Alimentar.

Serán beneficiarias aquellas familias que tengan hijos menores de seis años, embarazadas a partir del tercer mes y familias con hijos con discapacidad. Alcanzarán a 19 mil chicos.

La Alimentar es una tarjeta similar a la que, desde hace una década, se entrega en La Pampa: sirve para comprar alimentos.

Otro dato: no serán incompatibles con las que otorga la Provincia. El monto será de $4000 para quienes tienen un hijo y de $6000 para quienes tengan más de un hijo. Se recargará el tercer viernes de cada mes.

Admirado

“Soy un admirador del modelo de La Pampa, del modelo de ayuda social y del modelo económico, de la descentralización y de los créditos para el sector productivo. Tengo que hacer muchas de las cosas que se hacen de la Pampa. Vengo ahora a comenzar esa tarea”, expresó Arroyo.

Dijo que su gestión está centrada en tres puntos: no puede haber hambre en un país productor de alimento; todos los chicos tienen que estar en la escuela; y la mejor política social es el trabajo.

Las madres que recibirán las tarjetas harán un curso de nutrición. Entre otras, sobre leche, carne y frutas. “Tenemos que lograr que los chicos coman y coman bien”, sostuvo. “Hoy hay mal nutrición e incluso hay obesidad por mal nutrición”.

El ministro dijo que inyectarán cada mes unos 51 millones de pesos, los terceros meses de cada mes. “Impulsará también el desarrollo económico. En esto son centrales las organizaciones sociales y las cooperativas”.

“Creemos que la Argentina se reconstruye desde abajo hacia arriba. Creemos que hay que fomentar la actividad económica. Van a activar el consumo, en cada municipio”, sostuvo.

“Además, queremos vincular planes sociales con el trabajo. En la construcción, en la producción de alimento, en la economía del cuidado, en el reciclado, en distintos lugares”, dijo.

Satisfacción, pero no alegría

“Es una enorme satisfacción recibir a un ministro nacional, a traer dignidad a los vulnerables, a los vulnerables de La Pampa”, dijo, a su turno, el gobernador.

También recordó una anécdota con el ministro, hace unos 15 años, cuando La Pampa lanzó la tarjeta provincial Alimentar. En ese momento, Ziliotto estaba a cargo del área de Políticas Sociales y Arroyo en el mismo cargo a nivel nacional.

“Era un país desbastado, con desocupación, pobreza y hambre luego del paso de varios años de políticas neoliberales. En ese momento, gracias a Dios, habían empezado a trabajar gobiernos peronistas. Un gobierno nacional que presidía Néstor Kirchner y un gobierno provincial que presidía Carlos Verna. En ese marco, con Daniel en el gobierno nacional, poníamos en marcha la tarjeta Alimentaria. Una herramienta de dignidad, que puso fin al asistencialismo y el comienzo de la dignidad. A partir de ese momento, desapareció la bolsa de comida. Hubo anonimato. Es la misma situación, o con muchas similitudes, con la que hoy nos encontramos. Por eso quiero agradecerle a Daniel, de permitirle a la sociedad un poco más de inclusión y de igualdad de oportunidades”.

“Hay satisfacción, pero no alegría. La alegría -dijo Ziliotto- la tendremos cuando estas familias logren un trabajo”.

“Vamos a ser lo más eficientes en los presupuestos públicos. Para llegar rápido y bien a los sectores más vulnerables”.

2018. General Pico. La Pampa. Argentina.

Arriba