Provincia

«Argentina Contra el Hambre»: atender las emergencias a partir de las coincidencias

El ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, no ahorró elogios a las gestiones gubernamentales pampeanas en materia de producción y contención en situaciones sociales críticas. Durante la conferencia de prensa, el gobernador Sergio Ziliotto apuntaló los dichos del funcionario nacional confirmando el alineamiento con el presidente Alberto Fernández a partir de políticas concretas.  

Poco después de concluido el acto formal de firma del convenio de adhesión de La Pampa al Plan “Argentina contra el hambre”, ambos participaron de la conferencia de prensa en la cual expusieron precisiones respecto al desarrollo del Plan, entre ellos los objetivos principales de su implementación. En ese sentido, Arroyo, repitió una y otra vez la idea de que “no puede haber hambre en la Argentina” y consideró inadmisible que, en un país productor agropecuario, sea una constante la baja en el consumo de leche. Generaciones de chicos de baja estatura y obesos, señaló, “es una clara muestra de lo que está pasando en materia de nutrición, y eso queremos revertirlo atacando el problema desde la base porque para nosotros, los chicos deben comer y comer bien”.

En el primer tramo del encuentro con los medios el titular nacional de la cartera de Desarrollo Social volvió a reiterar su admiración por las políticas públicas implementadas por los sucesivos gobiernos pampeanos. “Hace tiempo que La Pampa la tiene clara en el aspecto fiscal, en su economía, la Ley de Descentralización es un ejemplo de ello. Nosotros pregonamos que el desarrollo se hace de abajo para arriba, La Pampa es un ejemplo en el tema de créditos productivos y eso es una de las cosas que nosotros queremos poner en práctica a nivel nacional” ejemplificó y agregó “todo es posible sobre la base de políticas continuas, y eso es lo que hizo La Pampa y lo reconozco en cada visita”.

Arroyo fue claro al responder sobre las “diferencias” de gestión entre el actual y el anterior gobierno nacional al decir que la mayor diferencia “es hacer por sobre lo que se dice, y si uno quiere saber para dónde va un gobierno hay que mirar el Presupuesto. El presidente dispuso que para esta tarjeta alimentaria se destinen 70 mil millones de pesos, porque en la Argentina -reitero- no debe haber hambre, y eso lo debatimos (con Alberto Fernández) largamente durante la campaña y también en el Consejo Económico Social” afirmó.

Estadísticas
A modo de graficar la repercusión que tuvo el lanzamiento del Plan como así también las réplicas que tendrá en las economías regionales, Arroyo explicó que de acuerdo a datos oficiales “el 60% del gasto con la tarjeta se destina a la compra de leche, carne, fruta y verdura. Además, como quedó demostrado en otras economías regionales, para la economía pampeana quedará que los terceros miércoles de cada mes circularán 51 millones de pesos y, esto, en definitiva, es comenzar a devolverle dignidad a la gente”.

Otro punto por el que fue consultado el ministro fue las estrategias que podrían implementarse para controlar el aumento de los precios en los alimentos por sobre el nivel de inflación. Al respecto identificó dos problemáticas latentes: el endeudamiento de la gente y el costo de los alimentos. Ahí tenemos que trabajar, por eso el programa Precios Cuidados y por eso nuestra tarea de pedirle a los comerciantes que bajen los precios, porque entre otras cosas con la Tarjeta Alimentaria habrá un importante flujo de dinero para el comercio”. Arroyo confirmó que, a través de este sistema, quedará cubierto un 80% de la demanda, mientras que el 20% restante será atendido bajo otra modalidad, como son el caso de Salta y comunidades aborígenes.

“La tarjeta alimentaria es emergencia, pero hay que tener claro de que no es una emergencia corta la de Argentina, estamos en una emergencia profunda y sostendremos la tarjeta mientras dure la emergencia nacional pero también digo que, la tarjeta, es movimiento económico para el comerciante, el fabricante, el feriero, el productor serán beneficiados con este movimiento” dijo al responder sobre el alcance temporal que podría tener el sistema de tarjetas alimentarias.

Pronósticos
“Aprendí que el gobierno anterior arruinó todo lo que tiene que ver con pronósticos, hoy en la Argentina es tiempo de trabajar e ir mejorando día a día, ya hemos tenido varios pronosticadores y nosotros tratamos de volcar los recursos donde se necesiten, y eso es lo que marca la Tarjeta Alimentaria con la cual pretendemos parar la caída social” dijo Arroyo al responder sobre los posibles “pronósticos” en lo social y económico a nivel nacional. “la ida de la descentralización es clave, el gobierno anterior tenía la idea que la llegada de las inversiones derramaría hacia abajo, nosotros tenemos la convicción de que la reconstrucción se hace a la inversa: con producción y trabajo” afirmó. Más adelante reafirmó que la implementación del sistema de tarjetas alimentarias “está garantizada más allá de lo que suceda con la deuda externa y su renegociación, porque está establecido en el Presupuesto y personalmente lo expuse así ante el Fondo Monetario Internacional”.

Respuestas
El gobernador Sergio Ziliotto, a instancias de una consulta sobre los ex trabajadores de la textilera Calzar, señaló que “hoy estamos dando respuestas de abajo hacia arriba, a partir de nuestra concepción ideológica de como crece la economía. Todos esos sectores están contenidos socialmente y por supuesto todos sabemos que falta trabajo en la Argentina, por eso hay que apostar a la industria nacional y quebrar con esa idea de que es más provechoso incursionar en la timba financiera que en el mercado productivo, y en eso nosotros planteamos y demandamos al gobierno nacional que uno de los principales puntos a negociar con el FMI sea que nos permitan potenciar la economía, pagar la deuda a partir del crecimiento. Ese grupo de personas está plenamente identificada para nosotros porque forma parte de uno de los sectores más afectados por una política basada en la apertura de importaciones, nosotros estamos trabajando para todos” concluyó.

2018. General Pico. La Pampa. Argentina.

Arriba