Política

Tarjetas Alimentarias: serán mas de 10.000 en La Pampa

El ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, estará el martes en La Pampa para firmar el convenio. El funcionario, en una entrevista con El Diario, dijo que «no hay espacio para un ajuste social en Argentina».

“El tercer viernes de cada mes vamos a estar insertando en La Pampa 51 millones de pesos”, destacó el funcionario nacional.

Aunque volvió a repetir que la situación social en el país está “atada con alfileres, Arroyo también destacó el avance en el territorio nacional del Plan Alimentar, donde hasta ahora se han “insertado” 70.000 millones de pesos.

“A pesar de los problemas fiscales que tiene este país, el presidente Alberto Fernández decidió que la prioridad en Argentina es trabajar para que no haya hambre en el país”, destacó el ministro.

Además, se refirió a la grave situación de los niños wichi en Salta y contó detalles del encuentro que tuvo el jueves pasado con la delegación del Fondo Monetario Internacional. “Yo planteé claramente que no hay espacio para un ajuste social en Argentina y entiendo que hubo comprensión”, dijo.

– Le quedaron a cargo quizás los objetivos más grandes del Gobierno: terminar con el hambre, frenar la caída de la pobreza y lograr una movilidad social ascendente. ¿Cómo va con eso?

– Vamos bien, empezamos por lo básico y es que todos coman en Argentina… Eso significa que tenemos que resolver el problema del hambre. Con la Tarjeta Alimentaria ya llegamos a 500.000 personas en todo el país. En los próximos días la vamos a presentar en La Pampa. Es una tarjeta del banco oficial, del Banco Nación, que está destinada a madres con chicos menores de seis años, a mujeres de tres meses de embarazo y a personas con discapacidad que tengan la Asignación Universal. Van de 4000 a 6000 pesos.
En el caso de La Pampa, la Tarjeta Alimentaria llegará a casi 20.000 chicos… Son más de 10.000 Tarjetas Alimentarias por un monto de 51 millones de pesos. Esa tarjeta se recarga el tercer viernes de cada mes y buscamos tres cosas: primero, que todos coman y coman bien; segundo, un gran movimiento de la economía popular, de las ferias, y tercero, el desarrollo local porque el tercer viernes de cada mes vamos a estar insertando en La Pampa 51 millones de pesos. El convenio con el señor gobernador en La Pampa lo estaremos firmando el próximo martes y se pondrá en marcha ahora, en los próximos días de febrero. En este convenio, para el cual cruzamos datos de la base de datos de la ANSES, trabajamos mucho con lo que tiene que ser la buena nutrición. Y funciona así: ANSES manda un mensaje de texto al beneficiario para que vaya a recibir la tarjeta, hay un curso de nutrición en base a una alimentación donde tenga prioridad el consumo de carnes, leche, frutas y verduras, y buscamos que los nutricionistas locales o provinciales hagan un seguimiento de eso para que se cumpla. Incluso, cruzando los datos de consumo de las tarjetas, de lo que queda codificado, vamos verificando eso. Hasta ahora, el 60 por ciento de la gente que tiene Tarjeta Alimentaria está cumpliendo con ese tipo de consumo que sugerimos y alentamos.

– ¿En qué situación está hoy el Plan Alimentar que lleva adelante el Gobierno?

– El Plan Alimentar tiene cinco componentes. El primero de ellos es la Tarjeta Alimentaria; el segundo es el tema de infraestructura y el problema del agua; tercero, con el trabajo, y apuntamos, como decía recién, a la economía popular y a la agricultura familiar; el cuarto punto es el seguimiento nutricional que mencionaba recién y por eso no solo se les da a los beneficiarios un curso de nutrición, sino que además después hay un contacto permanente; y quinto es el desarrollo de la economía local… Todo esto junto es el Plan Alimentar. En el caso de La Pampa, se están insertando el tercer viernes de cada mes 51 millones de pesos. A nivel nacional, actualmente estamos en 70.000 millones de pesos.

– ¿Cómo se articula eso con los comercios locales para que efectivamente se cumpla?

– Nosotros insistimos mucho en la relación con los comercios locales, porque son 51 millones de pesos que se insertan en el mercado el tercer viernes de cada mes. En el convenio que vamos a firmar con la Provincia está establecido que los nutricionistas trabajen en esa línea y a los comercios les sugerimos que hagan promociones y descuentos con eso, con ese tipo de alimentación.

– ¿La situación social sigue “atada con alfileres” como graficó en el inicio de la gestión?

– Sí, absolutamente. La situación social está agarrada con alfileres y es muy crítica. Yo convivo permanentemente con el dolor porque recorro los operativos cuando las madres se acercan a buscar la Tarjeta Alimentaria y escuchó testimonios directos que han tenido que dejar de tomar leche para pasar a tomar té. Pero eso no solo queda reflejado con lo que pasa en los merenderos, en los comedores, sino que le pasa a gente incluso que tiene un trabajo pero no le alcanza. Esa gente además se endeuda y hoy está en una situación muy crítica. Por eso, el presidente Alberto Fernández fue muy claro cuando dijo que hay tres ejes fundamentales de gestión: uno, no puede haber hambre en Argentina; dos, todos los chicos tienen que ir a la escuela; tres, la mejor política social es el trabajo. A pesar de los problemas fiscales que tiene este país, el presidente Alberto Fernández decidió que la prioridad en Argentina es trabajar para que no haya hambre en el país.

– El jueves se reunió con la misión del Fondo Monetario Internacional. ¿Entendieron que no hay margen para más ajuste en materia de gasto social?

– La reunión fue con casi toda la delegación del Fondo, eran unas diez personas. Trabajamos en temas centrales, como la situación social en Argentina… Incluso les hice esta misma descripción que acabamos de hablar. Además, hablamos puntualmente de las características de la Tarjeta Alimentaria del mismo modo que también lo acabamos de hablar acá en la entrevista. Yo planteé claramente que no hay espacio para un ajuste social en Argentina y entiendo que hubo comprensión.

– Preparan cambios para los planes sociales. ¿Cuándo y cómo se implementarán?

– En el corto plazo… Tenemos como objetivo una vinculación de los planes sociales con el trabajo. Hay unas 600.000 personas con planes sociales que en términos generales cobran la mitad del salario mínimo. La idea es que tengan trabajo, y que mientras lo hacen se capaciten. Y cuando eso se certifica, se les agrega un ingreso para que lleguen al salario mínimo. Empezamos pintando escuelas, porque esa tarea se puede hacer solo en febrero, antes de las clases. Para eso hicimos un convenio con la UOCRA, para que haya una capacitación de esos trabajadores. Eso es lo que empezamos ahora, pero es algo que queremos extender a distintas áreas, como la construcción en el sector público y privado, la producción de alimentos, la producción textil, la economía del cuidado, sobre todo las mujeres que cuidan a personas, y el reciclado. El objetivo es alcanzar esos cinco sectores productivos.

Fuente: El Diario de La Pampa.

2018. General Pico. La Pampa. Argentina.

Arriba