Policial

Murió el vegano que comió hongos venenosos

Un hombre de 36 años murió luego de cuatro días de agonía como consecuencia de haber ingerido un hongo silvestre venenoso extraído en la zona serrana de Santa Rosa de Calamuchita, en Córdoba.

El turista, oriundo de la ciudad de Río Cuarto, había consumido por error el Amanita Phalloides, conocido como «el hongo de la muerte».

El hombre había sido internado el viernes pasado en el Sanatorio Allende, de la ciudad de Córdoba, adonde había sido trasladado desde Río Cuarto, por sufrir un grave cuadro de problemas digestivos, dolores abdominales, náuseas, vómitos y diarreas, según lo informado por el sitio de Cadena 3.

Según explicó Mario Sorbera, director del sanatorio, el paciente falleció a causa de una «insuficiencia hepática fulminante».

El médico sostuvo que lo consumido por el paciente «es uno de los hongos más peligrosos que existen» y que su mortalidad «alcanza el 95 por ciento».

Según el jefe de Toxicología del Hospital de Urgencia de Córdoba el Amanita Phalloides es uno de los hongos más venenosos del mundo.

«El Amanita Phalloides ataca el sistema enzimático. Por eso, la lesión fundamental se produce en el hígado, donde va rápidamente, y actúa sobre las enzimas hepáticas. Cincuenta gramos de ingesta de este hongo, que es fácilmente confundible con otros comestibles, es suficiente para matar a un adulto y menos cantidad, a un niño», explicó el especialista al mismo medio.

2018. General Pico. La Pampa. Argentina.

Arriba