Provincia

Winifreda: los fuertes vientos derribaron 40 palmeras y los rayos quemaron dos transformadores

Como consecuencia de la tormenta de hace una semana (el domingo pasado) caracterizada por intensos vientos, abundantes precipitaciones, granizo y presencia de rayos, el sistema de distribución de la Cooperativa de Eléctrica de Winifreda (CEW) sufrió importantes averías en la zona rural. Unos cuarenta postes caídos con la consecuente rotura de cables y dos transformadores quemados fue el escenario dominante. El personal de redes de la entidad solidaria trabajo jornadas completas para restablecer el servicio a los usuarios damnificados.
El gerente de la entidad solidaria, Hernán Camps, indicó a este portal que el fenómeno climático afectó «sectores puntuales» en los cuales dejó como saldo muchos inconvenientes en la infraestructura eléctrica y «grandes pérdidas económicas» en el interior de los campos, situación que lamentó profundamente.

Puntualizó que «los mayores daños materiales se registraron en la zona de Valle Nereco, pasando por El Destino, El Guanaco, hasta el límite con el departamento Capital y Conhelo. Pudimos contabilizar unas cuarenta palmeras derribadas con sus correspondientes cables, que estaban en buen estado de conservación dado que esas líneas reciben un mantenimiento constante para su correcto funcionamiento. Los palos fueron quebrados en sus bases a raíz de las intensas ráfagas y se quemaron un par de transformadores producto de las descargas eléctricas».

Un intenso trabajo
Los postes ya están reparados o con trabajos de alto grado de avance debido a que los operarios salieron rápidamente a atender los reclamos y trabajaron prácticamente toda la semana en doble turno. Para ello, armaron tres cuadrillas con tres grúas incluso recibieron el apoyo de personal de la localidad interconectada de Conhelo.

«El lunes, a las 10 de la noche, ya tenían repuesto una parte del servicio de la línea troncal ubicada al sur de Winifreda y que va hacía Santa Rosa, al día siguiente fue habilitado otro tramo de esa misma línea y así sucesivamente hasta terminar de resolver los reclamos por falta de servicio ocasionados por esta tormenta», mencionó Camps.

Asimismo afirmó que la entidad tiene en stock «suficientes» materiales (postes, columnas de hormigón y demás componentes de una línea) como para «hacer frente a este tipo de cataclismos que cada verano nos afectan; de todos modos esta vez no se cambiaron todos los postes sino la mitad, otros se cortan y se entierran porque están aptos para volver a funcionar hasta que se puedan ir cambiando durante el invierno».

Atención especial
Finalmente, Camps trasladó la «solidaridad» de la CEW a todos los usuarios afectados por «las grandes pérdidas» ocasionadas en sus predios rurales por la fuerte tormenta que afectó a la región.
«Lo que ha pasado es devastador, llevó todo lo implantado junto con el esfuerzo que se hizo durante un año con tanto seca. Quedaron dañados alambrados, tranqueras, corrales, silos, bebederos, plantaciones de las casas. Los daños fueron de una magnitud enorme y provocados por un fenómeno que se dio en lugares puntuales», analizó.

Ante este panorama y teniendo en cuenta que los tendidos son propiedad de los usuarios, «desde la cooperativa acompañamos restableciendo el servicio y los damnificados tendrán una atención especial para que puedan solventar los gastos», con planes de pago.

2018. General Pico. La Pampa. Argentina.

Arriba