Judicial

Foro penalista respaldó la denuncia de Aguerrido

Un numeroso grupo de abogados penalistas de la provincia, salió a apoyar públicamente a José Mario Aguerrido, luego que este efectuara una denuncia para que se investigue la actuación de la Jueza María Jimena Cardoso y la Fiscal Ana Laura Ruffini.

Como se sabe Aguerrido fue a plantear un Hábeas Corpus ante el Superior Tribunal, luego que la jueza con la anuencia de la fiscal le negara la libertad de Santiago Barabaschi (acusado de abuso sexual), pedida por Aguerrido, por prescripción de la prisión preventiva.

Ayer, en el Colegio de Abogados se reunieron profesionales del foro penal, y emitieron un comunicado «atento a la repercusión periodística que ha tomado la denuncia efectuada por el abogado José Mario Aguerrido» para que se investigue la actuación de las dos funcionarias judiciales, «en ocasión de resolver el cese de la prisión preventiva de una persona. Los abogados que ejercemos habitualmente en el ámbito penal, reunidos en el Colegio de Abogados y Procuradores de La Pampa, manifestamos el total apoyo a las actuaciones desplegadas por el colega», señalaron.

Sostuvieron en el documento que firmaron que «las garantías procesales con raíz constitucional y convencional, el apego al debido proceso, la presunción de inocencia y el derecho de defensa en juicio deben asegurarse a toda persona independientemente del delito por el cual sea investigada».
Señalaron que debía «resaltarse que todos los operadores del sistema judicial -magistrados, fiscales, abogados particulares, equipos técnicos, entre otros- debemos someternos al contralor de nuestros propios actos, pudiendo ser pasibles de las observaciones y/o sanciones disciplinarias que pudieran corresponder».

Agregaron que «sin que ello pueda interpretarse jamás como un avasallamiento a la independencia o autonomía de la actuación de los funcionarios. Por el contrario, lo que se pretende es la aplicación absoluta del principio de legalidad que debe regir en todo proceso judicial».

Finalmente resaltaron que «la libertad personal es un valor fundamental en todo estado de derecho, motivo por el cual se impone la defensa irrestricta de las garantías constitucionales y convencionales cuando, como en el caso, no existe condena firme y la normativa es clara en cuanto al otorgamiento de la libertad».

Firmaron el documento, entre otros, los siguientes profesionales: Vanessa Ranocchia Ongaro, Omar Eduardo Gebruers, Marcos Paz, Rodrigo Villa, Fernando Iván Fassina, Sergio Fresco, Guillermo Allasia, Daniel Arnaudo, Gastón Gómez, Sebastián País Rojo, Raúl Quiroga, Juan De La Vega, Mariano Sánchez y Julio Raúl Ballari.

«No hubo ni ataque ni menosprecio»
«Es desafortunada y desatinada la reacción de los fiscales, y en este caso que se plantea no hubo ningún tipo de ataque ni menosprecio al accionar de la Justicia», sostuvo el abogado piquense Sergio Fresco.

El profesional, consultado por LA ARENA se refirió de esa manera a la disputa -que se hizo pública- entre los fiscales y los defensores que actúan en el foro penal.

Fresco, uno de los firmantes del documento que ayer redactaron los integrantes de un grupo de abogados penalistas, en el que están integrados profesionales del foro de toda la provincia, estimó que «está muy bien lo que hizo (Mario) Aguerrido. Hizo lo correcto y planteó por los carriles que corresponden su disconformidad» con la actuación de una fiscal y una jueza de la Segunda Circunscripción Judicial.

«Ningún ataque».
«Como abogado afectado recurrió a las instituciones y formalizó una presentación para que se investigue si el accionar de las funcionarias ha sido acorde a lo que marca la ley», dijo, a la vez que agregó «no se trata de ningún tipo de ataque, ni menosprecio, ni ha recurrido a ningún artilugio legal que no corresponda. Lo que hizo Aguerrido es una acción por la que se pone en funcionamiento el aparato del Estado», completó.

¿Dueños de la verdad?
¿Por qué sucede esta suerte de enfrentamiento entre representantes del Ministerio Público Fiscal y los defensores penales? Fresco expresó que «pareciera que algunos fiscales se creen dueños de la verdad», y señaló que hay jueces de control que «no han comprendido cual es su tarea, porque son los que tienen que poner la cuota de equilibrio y equidad en un proceso adversarial como el que tenemos. Es decir que las partes estén en un pie de igualdad, y que un juez entienda o no de acuerdo a las pruebas lo que considere que corresponde».

No obstante, en este punto el abogado piquense dijo que es posible advertir que «a veces se le da preeminencia a la prueba aportada por la Fiscalía, y no se actúa con ecuanimidad».

¿Pesa la presión social?
Preguntado si la presión social -en el caso de Santiago Barabaschi, al que defiende Aguerrido hubo incluso marchas en General Pico- puede incidir en el comportamiento de los funcionarios judiciales, Sergio Fresco contestó: «No sé en este caso, pero indudablemente hay presiones que pueden influir. Es muy posible que los medios, el periodismo, tengan alguna injerencia, y que haya quienes estén muy pendientes de lo que digan. Algunos magistrados, no todos por supuesto», evaluó.

Se extralimitaron.
En el caso que desató la polémica, y que puso en el centro de la escena a la fiscal Laura Ruffini, y a la jueza de Control Jimena Cardoso, indicó que «es demasiado claro, no entiendo por qué actuaron así. Y no hay mucho para dar vuelta, se extralimitaron en sus funciones», reafirmó.
De todos modos dejó en claro que no tiene «ninguna cuestión personal» con las funcionarias, sino que «tiene que ver con esta cuestión particular y el funcionamiento general de la justicia».

Defensores en desventaja.
Fresco indicó que pareciera que en determinadas circunstancias hay algún privilegio «a los que están más cerca» de los jueces, esto es los fiscales; y «se deja en una situación desventajosa el abogado defensor».
Sobre la posibilidad que el nuevo Código Procesal pudiera equilibrar la balanza, fue prudente y dijo que «siempre depende de los operadores».

Alejados del derecho.
Hizo mención a que algún fiscal -vinculado a violencia de género- ha manifestado que «si hay denuncia es porque algo hay». Admitió que se ha podido ver que «se le da impulso a veces a denuncias o presentaciones judiciales que no merecerían más que el archivo. Puede ocurrir que ese tipo de posturas haga que se arribe a situaciones desafortunadas, o resoluciones alejadas del derecho», planteó,

Sergio Fresco explicó que desde hace un tiempo se viene reuniendo un grupo de abogados penalistas de toda la provincia, que «está trabajando muy fuerte, en forma mancomunada, en acciones y respuestas a situaciones que, como la que ahora nos ocupa, se presentan en el foro», finalizó.

Fuente: Diario La Arena (www.laarena.com.ar)

2018. General Pico. La Pampa. Argentina.

Arriba