Provincia

«Faltan muchas más que 14 mil casas en La Pampa», dice el nuevo titular del IPAV

Jorge Lezcano, flamante presidente del Instituto Provincial Autárquico de Viviendas (Ipav), dijo que desde su organismo se buscará restablecer la construcción de casas sociales para los sectores más vulnerables y, paralelamente, trabajar para dar créditos a sectores de clase media.

Hay 14 mil familias inscriptas que están solicitando viviendas en el Ipav. “Pero esos son los inscriptos. Casas, faltan muchas más que 14 mil”, dijo en Radio Textual (FM Sonar).

Una de las herramientas que tendrán el Ipav será el Banco de Tierras. Los terrenos que se incorporarán a ese banco se obtendrán de operaciones de compra – venta; por tierras que ya tiene el Ipav; por donaciones por particulares o ONG’s; por donaciones de Nación, Provincia o municipios; por expropiaciones; o por acuerdos o compensaciones. El Estado hará casas sociales y también analizan vender parcelas, con financiamiento crediticios, a los vecinos.

La Pampa, históricamente, construía  unas 1000 casas sociales por año, con fondos del Fonavi. Pero en los últimos cuatro años, Nación cortó los fondos.

“El gobernador Sergio Ziliotto nos ha planteado que busquemos alternativas para palear el déficit habitacional de La Pampa”, contó. “Tenemos que estar pendiente de los sectores más vulnerables, a través de la recuperación de los cupos que La Pampa tuvo a través del Fonavi, y de los sectores que tal vez están alquilando y pueden pagar una cuota”, sostuvo. “Los créditos, como el Oafi que se otorgaron hace unos años, deberían ser una de las alternativas”, dijo.

En el Gobierno están pensando en tres grandes alternativas para hacer las casas. Son las siguientes.

1- Casas sociales. Es el clásico programa de viviendas a los sectores de recursos más bajos que hace el Estado desde hace 40 años bajo la financiación del Fonavi o, más recientemente, a través del programa provincial – municipal Mi Casa. La gran mayoría de las próximas viviendas se hará con este tipo de operatoria oficial. Es decir, «llave en mano».

2- Casas con subsidios a los sectores de clase media. La intención, a priori, es que una familia pueda recibir parte de ayuda del Estado, a través del Instituto Provincial Autárquico de Viviendas, para acceder a una casa o construirla. No están definidos los términos aún.

3- Préstamos hipotecarios, en una especie de «Procrear pampeano». Será para compra de casas nuevas y usadas; ampliación; y construcción de vivienda. Sería tanto para los que tienen o no terrenos, y que pueden acceder a créditos hipotecarios. En esta última opción intervendrá, fuertemente, el Banco de La Pampa. Será el que preste el dinero para parte de la inversión.  El banco pampeano puso en marcha hace un par de años una línea de créditos hipotecarios, pero ya ahora, con las tasas por las nubes, nadie los está tomando.

Lezcano dijo que el ofrecimiento del cargo no lo esperaba. “Cuando Sergio (Ziliotto) me dijo de ocuparme de las viviendas, me sorprendió. Fue una buena charla, donde él me dijo que los ejes serán la educación, el trabajo, la conectividad, la vivienda, la modernización y la salud”, expresó.

Fuente: Diario Textual (www.diariotextual.com.ar)


2018. General Pico. La Pampa. Argentina.

Arriba