Sociedad

«Piquenses por el Mundo»: Carlos Echeverría, el señor de los caballos

Nacido en General Pico hace 43 años, lleva 12 en España. Mas precisamente en Valencia. Aunque por la tonada en sus palabras, uno creería que hace mucho mas. Y días atrás fue el protagonista de la charla radial con el programa 5 Por Semana que refleja la vida de piquenses que andan por otros países.

«Ahora mismo me pillas un poco trabajando, y estoy en Madrid», expresó del otro lado del teléfono al momento de la entrevista. Las palabras españolas serán una marca registrada a lo largo del relato que, transmitido en Radio 5, intentaremos trasladar aquí.

«Desde el momento en que llegué la acogida de los españoles ha sido muy buena, no he notado en ningún momento discriminación ni nada malo por ser sudamericano o argentino. Me han tratado muy bien, estoy super agradecido con la gente y con España por el cariño recibido», contó sobre su estadía en el viejo continente tras haber partido hace varios años ya.

«Me vine en el año 2007, en septiembre. En ese momento la situación allí, como todo en Argentina que va y viene… pero en ese momento mi novia se venía a hacer un Máster por España y surgió la idea de poder venir, de ver que se podía hacer, y aproveché a ver que había por aquí», agregó sabiendo que la decisión incierta en ese momento luego se transformaría, con mucho esfuerzo y ganas de progresar, en este lindo presente que vive.

«Parece que ha surgido el tema de quedarse porque llevo ya doce años, y aquí estamos», destaca entre risas con la típica tonada española.

En la sección que se emite los días martes en Radio 5 siempre una de las preguntas características es para conocer como nos ven allá a los argentinos. En esto, Carlos aseguró que «nos ven como un país muy rico en todo, tanto a nivel cultural, económico, un país trabajador y buena gente pero casi siempre está el tema de la crisis».

«Nadie entiende aquí como un país como Argentina puede estar como está a lo largo de la historia. No entienden si es por culpa de los argentinos o de la política. Ellos dicen que deberíamos ser la potencia sudamericana y bueno, nunca llegamos a serlo», asegura sobre su percepción de la mirada española sobre nuestra tierra.

Al preguntarle acerca de su pensamiento sobre esto, o cual sería el problema no duda en responder que «somos todos, los políticos y el gobierno pero también nosotros mismos que somos los que los elegimos. No se si es que nos estamos equivocando o que, es parte culpa de todos».

Metidos en la amena nota con Echeverría, la misma tocó el tema de su actualidad laboral, relacionada con el transporte de caballos.

«Desde hace unos 5 o 6 años me dedico al tema hípico. Me dedico al tema de caballos de deportes, mas que nada al salto de competición y tengo una empresa de transporte de caballos».

Detallando mas de su trabajo, expresó que pueden ser tanto «emergencias veterinarias, o el traslado de los mismo a donde se desee. El transporte de caballos es mi especialidad», destacó.

Pero todo tuvo un comienzo, y Carlos así lo contaba. «Cuando llegué a España estuve trabajando en seguros, mas que nada por lo que conocía por mi madre que tiene su agencia en Pico. Luego trabajé en un supermercado, haciendo los repartos a domicilio y subiendo y bajando escaleras. Luego empecé a montar a caballo para hacer algo los fines de semana y me empezó a gustar», indicó.

Tras ese primer acercamiento con los caballos, un nuevo mundo se descubriría para él. «Empecé a coger clases de equitación, de salto, hasta que compré mi primer caballito para empezar a competir, luego con mi coche y el remolquito y empecé a ver que en el mercado no había alguien que se dedicara a tener un «taxi» para caballos, un transporte preparado para transportarlos, ya sea a una clínica veterinaria, o a otro país, bueno, se carga el caballo y se sale ya».

Sobre esto, destacó haber corrido con la ventaja de tener la iniciativa en el rubro pero que luego varios han incursionado. Seguro de su servicio, aseguró que «por suerte comencé hace tiempo y ya tengo mi clientela fija mas los que se van sumando. Uno haciendo las cosas bien, cumpliendo con ellos».

Y relacionado con la forma en la que encontró ganarse la vida, habló también del famoso «gen argentino», ese que se destaca en todos lados por siempre querer un poco mas. «Somos un poco de buscarnos la vida, ver que se puede hacer para estar un poco mejor. El argentino tiene esa capacidad de reinventarse todos los días, de hacer cosas nuevas. Todos los argentinos que conozco y que están por diferentes países les esta yendo muy bien pero porque están todo el tiempo buscándole la vuelta para que les vaya mejor», contó al aire del 100.5 del dial.

«¿Que cosas se extrañan?»

«Se extraña la familia, y los amigos. Hace 8 años que no voy por Argentina, por trabajo y diferentes cuestiones. Si dios quiere a fin de año estaré en General Pico, se extraña los asados, el fernet con coca. El mate no, porque me acompaña a todos lados», destaca también este piquense valenciano.

» Seguridad, economía, vivienda y salud»

Temas también clásico del segmento, se busca ver cono en otras partes del mundo se desarrolla la vida cotidiana de la gente. En cuanto a seguridad, Carlos indica con ejemplos que allí no es un problema. «Mi casa está abierta, con las ventanas abiertas para que corra aire. Y tienes la seguridad de que no va a ingresar nadie. Rara vez ocurren cosas, uno puede dejar el automóvil en la calle sin cerrarlo y nadie lo llevará, o estar tomando algo en un bar y el teléfono móvil puede quedar arriba de la mesa que nadie tiene la necesidad de robártelo».

Y si de seguridad habló, también lo hizo de economía. Y de la seguridad que conlleva el saber que las cosas no aumentan por caprichos del mercado y que el sueldo rinde. «Aquí no hay inflación, mas o menos pero siempre llegas a fin de mes. El dinero vale lo mismo el 1 de enero y el 31 de diciembre, las cosas no suben. El combustible, por ejemplo, si baja el precio del barril de crudo, bueno aquí baja el precio de la gasolina. Como mucho puede haber un 1 o 1,5 % de inflación anual», destacó.

Pero como al igual que en otras partes del mundo, la parte negativa tiene que ver con el acceso a la vivienda. Como ya han contado otros piquenses que andan por otros lugares, comprar terreno y casa es inaccesible. «La vivienda es muy cara, como en toda Europa. Si quieres comprar una vivienda debes hipotecarte hasta los 65 años para pagarle al banco. El terreno es muy caro. Mas de la mitad de la población vive de alquileres. Salvo que tengas una muy buena posición y estabilidad económica para endeudarte por tantos años por una casa», afirmó.

Carlos si destacó el acceso a la salud pública, donde el estado está presente y el sistema privado casi no se ve reflejado en la elección de la gente. «La salud en España, en el sistema sanitario, prácticamente el privado no existe y toda la seguridad social es del gobierno. Hay muy buenos profesionales, muy buenos médicos y la atención es de 10. La medicación está cubierta por el gobierno en un 60 %, y si eres jubilado el costo de los medicamentos corre por completo con el 100 %. Se está muy bien en la salud aquí».

Acerca de la parte educativa,indicó que hay un buen nivel de educación, «no se si como en Argentina con sus universidades públicas pero es bueno». «Eso si, es caro acceder a una educación universitaria. Lamentablemente hay gente que no puede hacer una carrera universitaria porque no tiene el dinero, y tampoco aun pueden accediendo a becas», señaló.

Agregó también que, como en otros lugares, se valora mucho al profesional argentino que va con una carrera universitaria.

Entre otro de los puntos destacables mencionó el hecho de que la familia puede ir a los estadios a ver fútbol sin tener que preocupare por incidentes o problemas con las barras. «Casi que fútbol no voy a ver porque estoy prácticamente 24 horas con los caballos. Pero he ido a ver Valencia ante el Barcelona, contra el Real Madrid, o el Sevilla. Se puede ir tranquilamente, no hay ningún riesgo que impida ir a la cancha, en eso no es como Argentina», se sincera.

Y también, ya finalizando la entrevista, tocó temas que podríamos relacionar con nuestro General Pico. Perros y el tránsito. Respecto a lo primero, destacó el trabajo que hay sobre el asunto. «El tema está controlado. Acá cada animal que nace tiene su dueño la obligación de ponerle un chip donde estén todos los datos de contacto por si se pierde o queda en la calle. Si se pierde, lo llaman y se devuelve. El perro vagabundo, que no tiene dueño, acaba en el refugio de animales».

Acerca del segundo tema, señaló que a fuerza de medidas rigurosas se vieron los cambios en la forma de manejarse. «El tránsito está muy ordenado pero porque el control es muy duro también». «Lo haces mal, multa. Y la multa se paga, lógicamente. Acá si en el plazo impuesto no pagas tu multa, Hacienda se encarga de retener ese dinero de tu cuenta y cobrarlo. Somos hijos del rigor», apunta.

Si tenes algún familiar o amigo que sea de General Pico y esté viviendo en alguna parte del mundo podes avisarnos al 2302 547132 y lo contactamos para que salga en el aire del programa 5 Por Semana en nuestra sección de Piquenses por el mundo.

2018. General Pico. La Pampa. Argentina.

Arriba