Sociedad

«Bailando en la cubierta del Titanic»: convocan a una huelga mundial por el clima

El Colectivo Sanitario de La Pampa adhiere a la “Primera Huelga General Internacional por el Clima” que tendrá lugar hoy viernes 20 de septiembre. Convocatoria que involucra a todos los habitantes del mundo dado el estado de emergencia climática, ambiental y humana que estamos padeciendo. Llamamos a la reflexión de los pampeanos ante una realidad que está frente a nosotros como consecuencia de la acción destructora de los grandes intereses de las corporaciones y su desprecio por los seres humanos y la naturaleza.

El cambio climático provocado por la intervención humana hoy es una realidad. Conmociona y nos sume en un estado de temor e incertidumbre a quienes habitamos los cinco continentes con eventos tales como la brutal deforestación de los bosques y selvas, la desertificación, el retroceso de los glaciares, la extinción local de especies de la flora y fauna de cada rincón del planeta, el adelgazamiento de la capa de ozono que protege a la Tierra de la radiación ultravioleta, el calentamiento global, la reducción drástica del casquete polar ártico, el ascenso de las aguas de los océanos, la contaminación del agua, el suelo y la atmósfera.

Este contexto dramático es consecuencia de “un sistema económico capitalista fundado sobre la búsqueda ilimitada de ganancias. Esta verdadera trituradora reposa sobre un modelo de desarrollo que resulta hoy mortífero y suicida para el planeta y la humanidad que lo habita: el del crecimiento ilimitado medido por el producto interno bruto, el famoso PBI.”, como expresara Marie-Monique Robin, en su discurso al recibir la Legión de Honor de la República Francesa en el año 2013. La trituradora a la que alude está integrada por la crisis energética, la de la biodiversidad, la alimentaria, la sanitaria; y, la crisis financiera, económica, y social. Modelo socioeconómico global que impone una modernidad tardía que demanda cada vez más energía basada en hidrocarburos que liberan dióxido y monóxido de carbono, y otros gases a la atmósfera y hacen irrespirable el aire de las gigantescas mega ciudades del mundo. A la vez que cubre el espacio terrestre y los océanos con miles de millones de toneladas de basura de todo tipo.

¿Frente a un hecho revolucionario?

“Los jóvenes hemos abierto el camino, necesitamos que los adultos se sumen”, así se expresó Greta Thunberg una adolescente sueca de 16 años al hacer un llamado a los hombres y mujeres que poblamos el planeta. Todo comenzó el año pasado. Greta por entonces de 15 años, decidida, se mantuvo todo el día sentada en la vereda del Parlamento sueco mostrando un cartel donde se leía «Huelga escolar por el clima». Así demandaba que el gobierno sueco redujera las emisiones de carbono en base a lo establecido en el Acuerdo de París.

Ella tomó la decisión de comenzar a faltar a clase como una manera de protestar contra la situación ambiental. Sus padres vieron que no era un capricho adolescente. Alineados con su pensamiento, pronto sus compañeros se sumaron a su huelga y cada viernes la repitieron bajo la etiqueta o “hashtag” #fridaysforthefuture.

En muy poco tiempo Greta se convirtió en una las más importantes activistas que luchan contra el calentamiento global. Recientemente fue tapa de la revista Time como líder de la nueva generación. “Nuestro planeta es un tema que nos compete a todos” y así lo manifiesta ella en sus redes sociales a sus seguidores que son millones. La adolescente sueca lideró la primera marcha contra el cambio climático realizada en Estocolmo y, desde el inicio de su plan en 2018, ya se reunió con el Papa Francisco, con Arnold Schwarzenegger (ex gobernador de California), fue recibida por el Parlamento británico y por el Secretario General de las Naciones Unidas António Guterres.

Al hablar en la última Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, ante autoridades de todo el mundo, les remarcó: «Ustedes solo hablan del crecimiento económico verde y eterno, porque tienen demasiado miedo de no ser populares. Solo hablan de seguir adelante con las mismas malas ideas que nos metieron en este desastre, incluso cuando lo único sensato que pueden hacer es poner el freno de emergencia. No son lo suficientemente maduros para decir las cosas como son. Incluso esa carga nos la dejan a nosotros, los niños. Pero a mí no me importa ser popular. Me preocupo por la justicia climática y por el planeta», declaró.

También asistió al Foro Económico Mundial de Davos, Suiza. Vivió en una carpa, en pleno invierno y en medio de la nieve expresaba: «Los adultos dicen que nos tienen que dar esperanza a los jóvenes. Pero yo no quiero su esperanza. No quiero que tengan esperanzas. Quiero que entren en pánico. Que sientan el miedo que siento cada día y ¡después quiero que actúen! Que actúen como si estuvieran en una crisis. Que actúen como si la casa estuviera en llamas. Porque lo está». Es una de las líderes de la nueva generación, Greta está decidida a hacer valer su voz. Brega porque la crisis climática comience a ser prioridad en las agendas gubernamentales. «Tenemos que cambiarlo todo y hacerlo ya porque esta es la crisis más importante que nunca antes haya enfrentado la humanidad» precisó.

Qué hacer

Desde este colectivo social-ambiental reiteramos la necesidad de informarse y reflexionar seriamente en familia, con los amigos, compañeros y compañeras de trabajo, con vecinos, parientes, organizaciones gremiales y sociales, etc. En especial, en el ámbito escolar, con la comunidad educativa toda, con los docentes, las familias; y el vínculo necesario, perentorio y estrecho de maestras y profesores de las diversas escuelas, a fin de asumirse como protagonistas activos de esta problemática. Asimismo creemos que es necesario actuar. Peticionar a las autoridades, exhortándolas a que se involucren en un tema en el cual, literalmente, nos va la vida para impedir que la marea de la destrucción del mundo, nos arrastre y nos impida reaccionar, porque será tarde. Parafraseando a Frei Betto: “El tema de la ecología es, de todos los temas políticos, el único que no hace distinción de clases”.

Convocamos a quienes se sientan consustanciados con este llamado a estar presentes en la Plaza San Martín a partir de las 18  horas a fin de cambiar ideas, informarnos y analizar qué hacer. En tal sentido se convoca a concurrir con consignas específicas que inviten a la reflexión y a la acción por un ambiente sano y de mejor calidad para todos los humanos. Todos podemos asumir la tarea permanente de impulsar la toma de conciencia de cómo determinadas políticas, afectan negativamente la salud humana y ambiental. Muchos creen con soberbia que la tecnología suplantará a la naturaleza. No es así, dependemos de esta. Lo expresado hasta acá muestra claramente lo que está ocurriendo en estos momentos en el mundo… Un refrán muy viejo señala, “Dios perdona siempre, el hombre a veces, la Naturaleza nunca.”

2018. General Pico. La Pampa. Argentina.

Arriba