Local

«Agradezco y bendigo a los Bomberos, quedé admirada como se la juegan» (Video)

Rosa Centeno vive en barrio Don Bosco, y su vivienda queda pegada a la casa que durante la noche del domingo se incendió brutalmente en calle 30 y 109. Hoy, en diálogo con Pampadiario.com nos contó el drama que les tocó vivir. Pero también reflejó su agradecimiento al cuerpo de Bomberos de General Pico.

«El domingo estuve toda la tarde preparando para festejar el día del niño en la iglesia, organizando el chocolate para festejar, fuimos a la iglesia, volvimos contentos y nos acostamos a dormir. Mi marido se quedó a mirar tele, y me despierta diciendo que prendieron fuego la casa de al lado. Ahí empezó todo», contó en la nota en vivo que nos concedió en la tarde del martes en su casa.

En su relato, con asombrosa calma, relató que de ahí empezó a ver y sentir como el humo invadía todo. Que intentó rescatar a su gata, pero que se le «disparó». De golpe, mucha gente se acercó también. De repente, también observó como llegaban las dotaciones de Bomberos y la policía. «Todo ahí, a su momento justo», señaló.

«Se que dios puso un manto donde frenó las llamas, porque bien se podría haber calentado todo. El bombero que vino a hacer las pericias me dijo que las chapas de aquel lado estaban al rojo vivo, y para acá no pasó. Pero yo se que Dios puso sus manos, quizás se las quemó, y frenó el fuego. Yo soy creyente, y doy gracias a dios por eso. Y también por la gente, y por los amigos que se acercaron. Eso para mi vale mucho, en el medio de la angustia, de la tristeza», destacó además.

En medio de ese caos que provocaba el infernal incendio, Bomberos también realizó la reanimación de un animal. Flopy, la gata de Rosa, estaba prácticamente muerta cuando el personal del cuartel local la reanimó y le salvó la vida. En medio del caos, Bomberos también se preocupó por el animal tan querido por la damnificada.

«Yo vi cuando la sacaron y la llevaban muerta, toda así. Yo vine y la empecé a acariciar, Flopy vamos, Flopy vamos, le empecé a orar y a pedir al señor que no se muera mi gata y el Bombero empezó a hacerle RCP. Dejamos que trabajara, y cuando la gata abrió los ojitos y me la dieron me dijeron ya está. El veterinario me dijo que todo lo que hicieron fue a su debido tiempo», indicó en la charla.

Párrafo aparte para Rosa, y el trabajo de los Bomberos Voluntarios. «Ellos están arriesgando su vida, por salvar lo material y hasta la vida de un gato. Están hasta en esos detalles», destacó sumamente agradecida al personal.

Yendo al tema de su casa, contó las sensaciones al volver a verla tras el siniestro de la casa de al lado. «Cuando la vi no podía creer. Agradecí a dios que las llamas no llegaron a mi casa, verla así, está transformada. Pero es todo lo que se puede arreglar, mucho peor sería si hubiese encontrado cenizas», señaló. Respecto a las primeras pericias, se pudo conocer que «pasó el humo, pero no el fuego». Dando más detalles, explicó que «no tengo luz todavía, y gas recién ayer. Agua tenemos Ahora hay que restaurar. Todas las paredes quedaron negras», afirmó Centeno.

A continuación, la nota completa con Rosa Centeno. Ella y su marido viven al lado de la casa incendiada en la noche del domingo, en calle 109. En vivo, a través de la fan page de Pampadiario.com nos relató lo vivido.

2018. General Pico. La Pampa. Argentina.

Arriba