Judicial

La Pampa presentó un amparo para buscar frenar Portezuelo

La acción judicial es para reclamar que no se haga nada hasta que no haya una evaluación de impacto ambiental sobre toda la cuenca del Río Colorado. Lleva la firma de Verna, Pérez Araujo y Vanini.

La provincia de La Pampa presentó una acción de amparo ambiental reclamando que no se inicie la obra de la presa Portezuelo del Viento. El escrito fue firmado por el gobernador Carlos Verna, el procurador de Rentas Hernán Pérez Araujo y el fiscal de Estado José Vanini.

La presentación tiene como objetivo que antes de arrancar cualquier obra o procedimiento relacionado con Portezuelo, se realice una evaluación de impacto ambiental sobre toda la cuenca del Río Colorado, se respete el derecho de información pública y participación ciudadana y sea aprobado o desaprobado ­con carácter vinculante- por el Consejo de Gobierno del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado.

“La acción de amparo se dirije contra el Decreto N° 519/2019 del Poder Ejecutivo Nacional, por el cual se aprobó el Acuerdo para la ejecución de la obra ‘Aprovechamiento Hídrico Multipropósito Portezuelo del Viento’ entre el Estado Nacional y la provincia de Mendoza. Este acuerdo estipula que Nación emitirá letras intransferibles por un valor nominal de mil veintitrés millones trescientos sesenta y dos mil novecientos veintidós dólares estadounidenses (US$ 1.023.362.922) y que la provincia de Mendoza se compromete a llevar adelante la ejecución de la obra”, detallaron en la presentación.

“Como lo venimos denunciando, la obra será ejecutada conforme el régimen jurídico provincial mendocino, no previéndose una Evaluación de Impacto Ambiental que abarque la totalidad de la Cuenca Hídrica y la participación vinculante del resto de las provincias condóminas, ni se estipula la realización de los estudios y procedimientos previstos en la Ley de Obras Hidráulicas N°23.879”, manifestó el Pérez Araujo.

“En la demanda iniciada se pone de manifiesto que, de omitir tomarse las medidas solicitadas, se estará poniendo en riesgo grave e inminente al ambiente de la cuenca hídrica, y el daño que se ocasionará será irreparable, con graves consecuencias para todos los seres vivientes de la región”, agregó.

El funcionario insistió que “nos encontrarnos ante un inminente daño al ambiente, por lo que se torna ineludible y necesario que el presente amparo se evalúe a la luz de los principios precautorio y preventivo, debido a que ante el daño es necesario que se actué con previsión extendida y anticipatoria, pues una vez construida la Represa será imposible revertir sus efectos negativos”.

La solicitud realizada por el gobernador y sus funcionarios entiende que “es necesario que se asegure que se haya evaluado en modo completo, serio, científico y participativo el impacto ambiental que la obra ocasionará en toda la cuenca del Río Colorado, motivo por el cual se ha planteado una medida cautelar, con el objeto de que se ordene no iniciar y/o se suspendan los procedimientos y/o trabajos que se estén llevando adelante con el fin de la concreción y puesta en funcionamiento de la obra”.

“Asimismo, y teniendo en cuanta que el presente pedido se realiza teniendo en miras que la decisión a tomarse en los presentes autos afectará en forma directa a todas las provincias integrantes de la cuenca hídrica y a sus habitantes, se ha solicitado a la Corte Suprema que se fije una audiencia pública informativa y de conciliación, con citación a las cinco provincias integrantes de la cuenca, además del Estado nacional”, remarcaron en el comunicado oficial.

2018. General Pico. La Pampa. Argentina.

Arriba