Local

El padre Julio, durísimo: “La banda internacional y los lobbys económicos son utilizados para financiar nuevos modos de colonialismo»

El sacerdote de la Parroquia Nuestra Señora de la Merced, Julio Giménez, presidió hoy el Tedeum por el 9 de julio y tuvo conceptos fustigando la falta de políticas para erradicar la pobreza. Además acusó al «progresismo» de no ver y ocultar la influencia de «la banda internacional y los lobby económicos» que tienen como misión controlar el proceso ideológico, cultural y poblacional del país.

«La inequidad es la raíz de los males sociales», aseveró el Padre Julio. Respaldó fuertemente a la política como herramienta clave de la democracia e independencia de los pueblos, haciendo suyas palabras del Papa Francisco: «La política, a veces tan denigrada, es una altísima vocación, es una de las formas más preciosas de la caridad porque busca el bien común y le ruego al señor que nos regale más políticos a quienes les duela de verdad la sociedad, el pueblo, la vida de los pobres».

Discurso completo durante el Tedeum del padre Gimenez

Así como hoy, celebramos un nuevo aniversario de la Independencia, de un camino de libertad y liberación, no podemos desconocer que aparecen sombras oscuras de nuevas colonizaciones en el horizonte cercano.»

Así nos advierte nuestro querido Papa Francisco, «Los planes asistenciales que atienden ciertas urgencias sólo deberían pensarse como respuestas pasajeras, mientras no se resuelvan radicalmente los problemas de los pobres, renunciando a la autonomía absoluta de los mercados y de la especulación financiera y atacando las causas estructurales de la inequidad, no se resolverán los problemas del mundo y en definitiva ningún problema. La inequidad es raíz de los males sociales».

La dignidad de cada persona humana y el bien común son cuestiones que deberían estructurar toda política económica, pero a veces parecen sólo apéndices agregados desde fuera para completar un discurso político sin perspectivas ni programas de verdadero desarrollo integral ¡Cuántas palabras se han vuelto molestas para este sistema! Molesta que se hable de ética, molesta que se hable de solidaridad mundial, molesta que se hable de distribución de los bienes, molesta que se hable de preservar las fuentes de trabajo, molesta que se hable de la dignidad de los débiles, molesta que se hable de la defensa de la vida y la familia, molesta que se hable del cuidado de la creación y la casa común, molesta que se hable de un Dios que exige un compromiso por la justicia.

La iglesia también puede y debe, sin pretender el monopolio de la verdad, pronunciarse y actuar especialmente frente a situaciones donde se tocan las llagas y el sufrimiento dramático y en las cuales están implicados los valores, la ética, las ciencias sociales y la fé.

Colonialismo. Además de los graves problemas económicos, el Papa también nos advierte: «El colonialismo ideológico globalizante procura imponer recetas supra culturales que no respetan la identidad de los pueblos». Hoy existen colonizaciones ideológicas y culturales que destruyen, pero no con las armas, sino con las ideas».
Colonizaciones ideológicas que de forma sutil, buscan imponerse desarraigar a nuestros pueblos de sus más ricas tradiciones culturales y religiosos.
Colonizaciones ideológicas que desprestigian el valor de la persona, de la vida, del matrimonio y la familia y dañan con propuestas alienantes, especialmente a nuestros jóvenes y niños dejándolos desprovistos de raíces desde donde crecer».

Dura crítica al modelo actual. «Sabemos que el apoyo de la banda internacional y los lobbys económicos son utilizados para financiar e impulsar el proceso de control económico, poblacional e ideológico, nuevos modos de colonialismo, que cierto progresismo parece que no ve y oculta».

Política y políticos. Me uno a la voz del Papa Francisco «La política, a veces tan denigrada, es una altísima vocación, es una de las formas más preciosas de la caridad porque busca el bien común y le ruego al señor que nos regale más políticos a quienes les duela de verdad la sociedad, el pueblo, la vida de los pobres».

«Es imperioso que los gobernantes y los poderes financieros levanten la mirada y amplíen sus perspectivas, que procuren que haya trabajo digno, educación y cuidado de la salud para todos los ciudadanos».

2018. General Pico. La Pampa. Argentina.

Arriba