Policial

Dos demorados, carne y herramientas secuestradas por los balazos a la patrulla policial

En la pesquisa del caso se secuestró una camioneta gris, en la que iban los atacantes. Hay un prófugo, Marcelo Trionfetti, que está en la mira de las investigaciones policiales y la justicia por el ataque a tiros de supuestos cuatreros contra una patrulla.

Los allanamientos se realizaron en un campo sobre la ruta nacional Nº 5, en un stud de la calle Niotti, en una chacra de Schmidt y Avila en la zona este de la ciudad, propiedad de Marcelo Trionfetti, a quien los investigadores policiales señalan como sospechoso de participar en los hechos.

“Tenemos dos demorados que son encubridores”, dijo un pesquisa policial.

En el allanamiento a un establecimiento rural la ruta nacional Nº 5, kilómetro 596 se encontró una carabina calibre 22 y herramientas. “En el predio rural había montada una ‘seudo’ carnicería, con mesas, camillas, ganchera y sierra circular», dijo una fuente policial. Esta última estaba conectada, en funcionamiento. Encontramos restos de vacunos coincidentes con los del hecho de Toay. La veterinaria (auxiliar de la justicia) informó que había coincidencia de ‘pelaje y corte’ con lo secuestrado en Toay (donde se produjeron los abigeatos), aunque resta el ADN para que se convierte en una prueba indubitable.

Además en ese campo hallaron herramientas de un robo ocurrido meses atrás en un campo de Mauricio Mayer. También una pinza de gran tamaño, utilizada para cortar can dados. 

La camioneta utilizada en el ataque a balazos de Toay también fue secuestrada. En las averiguaciones fue clave una autoparte caracterísitica del vehículo y que se perdió en la huída: la tapa de la caja. Esta última era de color blanco. Precisamente en uno de los allanamientos se halló una camioneta blanca, a la que le faltaba la tapa. Los pesquisas pudieron establecer que la tapa blanca que apareció en la persecución era la faltante a la camioneta. 

Pero la camioneta en la que se traslaban los atacantes era gris. La camioneta gris secuestrada tenía su tapa gris, aunque estaba sujeta con un alambre en forma improvisada. Fue en el allanamiento de la calle Niotti, en Villa Martita, se secuestró ese vehículo que estaba cargado de fardos y escondida en un galpón.

En la pesquisa policial participó la Brigada de Investigaciones y el Grupo Especial. Se pidió la intervención de la Agencia de Investigación del Crimen (AIC) del Ministerio Público Fiscal. En los allanamientos estuvo presente la jefatura de la Unidad Regional, a cargo del comisario Luis Blanco.

El hecho se inició con una persecución en la calle Tita Merello que se inicia en el Parque Industrial de Santa Rosa y llega al ejido de Toay. Después de una persecución en la zona llamada “Las cuatro esquinas” en la intersección en cercanías del cruce de las ruta 12 y 9.

Fuente, fotos: El Diario de La Pampa (www.eldiariodelapampa.com.ar)

2018. General Pico. La Pampa. Argentina.

Arriba