Policial

Eduardo Castex: un conductor alcoholizado atropelló a una joven y la dejó abandonada con graves lesiones

El conductor de un automóvil en estado de ebriedad atropelló a una joven castense y la dejó abandonada en la vía pública. La víctima fue encontrada por un joven que paró a un automovilista para trasladarla al Hospital Pablo F. Lacoste, donde le diagnosticaron traumatismo de cráneo con pérdida de conocimiento y principio de hipotermia, pero además sufrió fractura de mandíbula y tabique nasal.
El hombre que conducía el auto se presentó en la comisaría donde constataron el estado de ebriedad, y quedó detenido. Anoche trascendió que el conductor detenido sería un bioquímico del Hospital «Pablo F. Lacoste». Ayer a la tarde prestó declaración en la fiscalía local y fue liberado. Hoy deberá presentarse en el Centro Judicial de Santa Rosa.
El siniestro vial se registró durante la madrugada del domingo. La joven fue atropellada presumiblemente en el cruce de calles España y Estrada y Diagonal 9 de Julio. La víctima fue encontrada después de las 7.30 horas, por un joven -de 19 años- que iba caminando por esa zona, y observó a la mujer -que sería de apellido Chávez y tendría 18 años- que se trasladaba «toda ensangrentada». Inmediatamente frenó a un automovilista -de 50 años- y la trasladaron al hospital de esta localidad, donde le diagnosticaron traumatismo encefalocraneano con pérdida de conocimiento e hipotermia. E inmediatamente dieron aviso a la comisaría local y la joven fue trasladada al Hospital Gobernador Centeno de General Pico, porque requería estudios médicos de mayor complejidad.

Alcoholizado.
La policía tomó estado del siniestro vial a las 8.55 horas del domingo. La joven fue encontrada por los asistentes a las 7.45 horas y a las 9.10 fue derivada a General Pico. El automovilista (30 años) se presentó en la comisaría castense a las 9.25 horas. Habría argumentado que no percibió que atropelló a una persona, y cuando arribó a su casa la esposa le habría indicado que el vehículo estaba abollado, trascendió de fuentes vinculadas a la investigación.
La policía le realizó el control de alcoholemia al profesional del centro asistencial castense, y arrojó un resultado de 1,31 gramos de alcohol en sangre, cuando la legislación vigente permite 0,5 gramos de alcohol en sangre.
«Estimamos que la graduación alcohólica se constató más de dos horas después del siniestro, lo cual significa que al momento del accidente quizás era mayor el grado de alcohol en sangre», explicaron ayer fuentes consultadas por esta corresponsalía.
El conductor quedó detenido. Ayer prestó declaración en la Fiscalía de Eduardo Castex, y hoy deberá presentarse en el Centro Judicial de Santa Rosa.

Fuente: La Arena

2018. General Pico. La Pampa. Argentina.

Arriba