Provincia

ATE denunció dos despidos en la Municipalidad de Dorila

Referentes gremiales de la seccional piquense de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) reclamaron por la reincorporación de dos personas que fueron despedidas de la comuna de Dorila. Ayer a la mañana viajaron hacia la vecina localidad e hicieron conocer la situación en una conferencia que brindaron frente al municipio. 
«Hace tres semanas que estamos con una cuestión de dos trabajadores precarizados que fueron despedidos de la Municipalidad de Dorila. Hicimos los esfuerzos para que se los vuelva a incorporar porque no hay causa de despido. Son padres de familia que el único ingreso que tienen es ese, con lo que significa quedarse sin trabajo en ese lugar donde otro empleo no van a encontrar si no se trasladan a otra ciudad más grande», dijo María Ester Campos, secretaria de ATE en General Pico. 
«Nosotros hacemos un llamado al gobernador (Carlos Verna), porque si el presupuesto no da, que ayuden a los municipios que tienen estas dificultades para que los trabajadores no se queden sin empleo», indicó. 
«Había un pago con un recibo de por medio, y se les pagaba una suma de dinero en negro. Hubo algunas promesas de campaña de poder pasar a planta a algunos trabajadores contratados y a los precarizados hacerles un contrato, pero eso no se va a cumplir. Nosotros en esta situación de hoy, aceptamos hasta el monotributo, porque mínimamente el trabajador puede hacer sus aportes para la jubilación», agregó.

Despidos
Campos refirió que a los trabajadores se les pagó el mes de mayo y se les comunicó que habían quedado sin el empleo. A partir de ello se les quitó la planilla para firmar de manera diaria la asistencia al lugar de trabajo. 
«A fin de mayo se les pagó y se quedaron sin empleo. Les comunicaron que ya no tenían el trabajo. Si no está el pago después de fin de junio tienen que esperar diez días más y después actuará el abogado. El mes de mayo lo tuvieron cubierto, pero le sacaron la planilla diaria para firmar la asistencia. Nosotros les aconsejamos que no dejen el empleo, que permanezcan en su lugar de trabajo, que algunas cosas se pueden ir haciendo para que no se queden sin empleo y que no dejen de asistir, para que no sea un abandono de trabajo», contó. 
La dirigente gremial refirió que previo a hacer el reclamo público por la situación laboral de los trabajadores despedidos, mantuvieron reuniones con la intendenta Natalia Hollmann (reelecta el 19 de mayo pasado para un cuarto periodo), quien adujo que se debía a cuestiones presupuestarias. 
«Pedimos por la situación de los trabajadores, por la comida de todos los días y que el gobernador pueda llamar a la intendenta y solucionar el problema de los dos trabajadores. Ya les dijeron que no tenían más trabajo, vinieron a ver al abogado del gremio (Ezequiel Marquesoni), pero tampoco queríamos llegar hasta ahí. Ya tuvimos charlas con ella, con el abogado y el contador y, nos plantearon la cuestión del presupuesto y eso lo entendemos», indicó. 
«Por eso es que hacemos un llamado al gobernador para que atienda esta cuestión en los municipios y que el trabajador no se quede sin el poco dinero que llega a la casa para sustentar el pan de todos los días. Vamos a ver qué sucede porque agotamos todos los medios», concluyó.

Fuente: La Arena

2018. General Pico. La Pampa. Argentina.

Arriba