Sociedad

El carrito del Ángel

Ubicación estratégica sobre calle 44, justo en la esquina con la 7. Allí, Ángel Vasconcelo junto a su señora tienen su carrito de comidas rápidas. El mismo que abrieron desde hace tres meses y que sirve como apoyo a la jubilación. Y que seguramente será de excusa perfecto para que la gente del barrio, mas los que trabajan en el corralón municipal, se coman un exquisito sándwich.

Estuvimos en la mañana del martes junto a ellos, para conocerlos un poco mas. Entre choris, bondiolitas, papas fritas y milanesas nos atendieron con total predisposición para la charla. El olorcito, invitaba a quedarse. Adentro, la prolijidad y la limpieza absoluta generaba total confianza en el lugar que día tras día es visitado por gran cantidad de personas, incluso de varios que se llegan desde otras barriadas.

Ángel nos contó que «gracias a dios trabajamos». El carrito, si bien no logra cubrir todos los gastos de la familia, sirve de buen complemento a la jubilación.

«Todo caserito hacemos, pero el lomo y las hamburguesas son Paty», nos chivea, pero deja en claro que solo trabajan con buena mercadería.

«Esta idea siempre la tuvimos, pasa que antes no lo podíamos hacer por la cuestión económica. Ahora tenemos esta posibilidad y la verdad es que ayuda, mi esposa es empleada doméstica, y entre todo la peleamos», nos cuenta Ángel, orgulloso de su lugarcito acogedor.

A continuación la nota completa, transmitida en vivo desde nuestra Fan Page, para conocer un poco mas de este emprendimiento gastronómico.

2018. General Pico. La Pampa. Argentina.

Arriba