Judicial

Suspendieron el juicio por el ataque con una molotov a la casa de una docente

El único imputado que queda deberá resarcir a la damnificada, Guadalupe Vaio, con 12.780 pesos, valor que sale del presupuesto de arreglo de la puerta, y cumplir diferentes reglas de conducta por el término de un año.

La historia comenzó el 7 de julio de 2017. Un grupo de alumnos del Instituto Nuestra Señora, utilizando máscaras para cubrir sus rostros, arrojó una bomba molotov en el domicilio de la Vaio, quien era docente de esos mismos agresores en el Instituto Nuestra Señora.

Afortunadamente el artefacto no llegó a quemar mas que una superficie de la puerta de ingreso al domicilio de calle 111 esquina 16. La acción vandálica ademas quedó registrada en cámaras de seguridad (ver video a continuación). Además en el lugar se dejó una nota con amenazas para la docente.

Esta mañana, en audiencia llevada a cabo por el Juez Diego Ambrogetti, el imputado por la pericia caligráfica como quien habría escrito esa nota amenazante ofreció una reparación a Vaio para poder de esa forma suspender el proceso judicial.

Guadalupe Vaio, acompañada por su Abogado el Dr. Patricio Rodríguez Petazzi, junto al Fiscal Guillermo Komarofky, aceptaron la propuesta de la defensa, a cargo del Abogado Pablo Durigón, de pagar los 12.780 pesos del arreglo y también cumplir ciertas normas de conducta por un año, como fijar domicilio y también abstenerse de cometer delitos.

En la audiencia, una vez que el Juez Ambrogetti leyó las condiciones del acuerdo, Guadalupe Vaio pidió la palabra y se dirigió a su ex alumno: «Es una pena que tengas que afrontar este gasto», le dijo a uno de sus agresores.

Respecto al pago del dinero para cubrir los arreglos, la parte que representaba Durigón se comprometió a realizarlo en un plazo de 30 días.

2018. General Pico. La Pampa. Argentina.

Arriba