Judicial

Condenado a tres años de prisión por robo agravado

LEl juez de control Alejandro Gilardenghi, condenó  a Gustavo Gabriel Gauna, de 21 años,  como autor material y penalmente responsable de los delitos de robo agravado por haber sido cometido en lugar poblado y en banda, y robo agravado por escalamiento; a la pena de tres años de prisión de efectivo cumplimiento.

Además le declaró la responsabilidad penal a dos menores de edad, de 16 y 17 años por los mismos delitos.

El fallo fue dictado a consecuencia de un acuerdo de juicio abreviado solicitado por la fiscal María Soledad Forte, el defensor oficial Walter Vaccaro y los tres imputados.

Las pruebas aportadas en el legajo permitieron probar que en la madrugada del  4 de febrero de este año, Gustavo Gabriel Gauna, y dos imputados menores de edad de 16 y 17 años, acompañados también de dos hermanos de 14 y 15 años respectivamente (quienes fueron sobreseídos del delito aquí imputado en virtud de que,  por la edad que tenían al momento de cometerse el delito,  son inimputables);  ingresaron a una vivienda de esta localidad.  Previamente sortearon un tapial de 2,20 metros de altura que rodea la vivienda, y ejercieron fuerza sobre una ventana de vidrio de doble hoja de chapa trasera. Sustrajeron del interior del domicilio los siguientes elementos: un televisor marca Noblex color negro, dos camperas y varias remeras. Por otra parte, del  interior de un local comercial ubicado en el garaje de la vivienda, sustrajeron: una “sanguchera”, un DVD, un par de zapatillas, una remera deportiva de “River Plate”, una gorra con la inscripción “Egresados 2018”, dos repelentes, varios utensilios de cocina, una manta polar, un secador de piso y una suma de dinero en efectivo que no se pudo precisar. Salvo el dinero en efectivo y el DVD, los demás elementos fueron recuperados.

Gilardenghi expresó en la sentencia que “resulta prudente y necesario considerar que el M.P.F. recolectó material de cargo independiente que permite atribuirle la responsabilidad penal a los acusados. No debe olvidarse que las detenciones de los imputados se produjeron en una situación de flagrancia (cfe. art. 246 del C.P.P.), cuando huían del lugar del hecho portando o llevando consigo elementos del delito, que a la postre y gracias a la celeridad policial fueron secuestrados, permitiendo así su posterior reconocimiento y devolución a los legítimos dueños, como la aprehensión de los responsables.”

El juez agregó que “con la decisión acordada por las partes en este caso se garantiza el acceso a la justicia y la tutela judicial efectiva de la parte damnificada, dado que aún en el hipotético caso de finalizarse el proceso de un modo ordinario, en un eventual juicio oral -y no con la salida alternativa que aquí se presentó-, la sentencia que recaería ( … )sería potencialmente similar o idéntica a la acordada por las partes. Todas estas cuestiones, y además razones de celeridad y economía procesal para una solución rápida y definitiva de este conflicto, aconsejan el dictado de la sentencia, en este caso, tal como se ha solicitado por las partes.”

2018. General Pico. La Pampa. Argentina.

Arriba