Sociedad

Pilotos Pampeanos del Cuarto de Milla piden por la recta del autódromo de Pico y argumentan sus razones

A través de un comunicado de prensa nos llegó a nuestra redacción una nota de la constituida Asociación Civil Pilotos Pampeanos del Cuarto de Milla. En el texto, que se podrá leer a continuación, piden para poder recuperar y poner en condiciones la pista del Autódromo de General Pico y con ella generar diferentes actividades que, según lo que informan, puede traer múltiples beneficios a la ciudad.

El comunicado, a continuación.

Desde hace un tiempo venimos observando la problemática de que hay vehículos circulando a alta velocidad en diferentes lugares de nuestro país, cobrándose la vida de sus conductores y también de terceros que se encontraban a su paso. Nuestra ciudad no es una excepción, debido a esto y siendo pilotos de autos y motos queremos aportar nuestro granito de arena porque consideramos que, dada la cantidad de accidentes fatales ocurridos en tan corto plazo en nuestra ciudad, surge la preocupación como padres, vecinos y amantes de este deporte, de buscar una solución a esta grave problemática.

Para ello hemos decido constituir una asociación civil: PILOTOS PAMPEANOS DEL CUARTO DE MILLA con el objetivo de trabajar sobre este grave problema, concientizando a jóvenes y adultos de NO CORRER EN LA VIA PUBLICA.

Presidente: Alejandro Ortega
Vicepresidente: Guillermo Lombardero
Tesorera: Laura Riboyra
Secretaría: Victoria Ramírez
Revisor de cuentas: Fernando Beconi
Revisor de cuentas suplente: Claudio Escanilla
Vocal 1: Jonatan Ramos
Vocal 2: Diego Ramírez
Vocal 1 suplente: Jairo Robles
Vocal 2 suplente: Gustavo Manso.

Por esto en nuestro proyecto solicitamos que nos faciliten la recta del autódromo de la ciudad de General Pico para tener un espacio adecuado y con las medidas de seguridad pertinentes para realizar esta sana actividad. Siendo un cable a tierra para nuestros jóvenes y adultos, así mismo también crearíamos un nuevo espacio verde que los vecinos podrán disfrutar.

Consideramos que nuestra propuesta traerá múltiples beneficios para la ciudad, porque además una vez que el espacio sea adecuado, el remanente de las ganancias obtenidas se distribuirán en una reinversión en el predio como así también a realizar actos de beneficencia, en merenderos, comedores, etc., porque nuestra asociación no tiene fines de lucro.

Además proponemos darle utilidad al autódromo los días de semana para realizar exámenes de manejo para la obtención del carnet de conducir, así como también para realizar prácticas de escuelas de manejo en un lugar adecuado en el que no corra riesgo la sociedad. Porque las actividades automovilísticas se realizarían los fines de semana.

Hace un poco más de 3 años nos llegaba la triste noticia que el autódromo se cerraba. Unas sucesiones de hechos injustos llevaron a que alguien tome la decisión espartana de clausurar el autódromo. Un autódromo que para muchos de nosotros tiene vida, a través de un sinfín de recuerdos y anécdotas. Un lugar en el que podíamos practicar el deporte que nos apasiona.

Como experimentados y veteranos de esta actividad es nuestro deber moral y ético transmitir nuestras experiencias, para que las futuras generaciones no cometan los errores de las anteriores, porque así evolucionamos como sociedad.

Constancia y perseverancia: solo así podemos estimular a las nuevas generaciones para que practiquen este deporte en un lugar adecuado, con todas las normas de seguridad y estimulando la sana competencia.

Esta propuesta fue presentada dos veces en municipalidad en el transcurso de 3 años, sin tener ningún tipo de respuesta. Fue entonces que el destino nos trajo acá, al bloque de Pueblo Nuevo. Ellos nos escucharon y decidieron apoyar nuestra propuesta, fue entonces que se convirtió en el proyecto que fue presentado en el Concejo Deliberante recientemente.

Hoy está en las manos del Concejo Deliberante, en las comisiones correspondientes, el poder cambiar las cosas, darle la oportunidad a este humilde grupo de vecinos, unidos por una misma pasión y deseo, el demostrar que se puede mejorar, que podemos educar, cuidar y proteger a futuras generaciones con nuestro humilde aporte.

2018. General Pico. La Pampa. Argentina.

Arriba