Provincia

La Aldea, recorriendo todos los caminos: “Portezuelo del Viento”

De unos 170 metros de altura, por 500 metros de largo es la represa que se propone construir la provincia de Mendoza en su territorio. Y que se conoce con el nombre de portezuelo del Viento. Un obra que permitirá generar más energía eléctrica, en un país  con déficit energético.   El problema es que la represa se levantará sobre el cauce de un río que abastece a otras 4 provincias y que podría tener un alto impacto ambiental y social. Organismos como las Naciones Unidas recomiendan una “gestión compartida” de los ríos transfronterizos. Hasta el momento los funcionarios de la provincia cuyana se niegan a compartirlo y esto preocupa a los pampeanos.

El Proyecto hidroeléctrico Portezuelo del Viento es una central hidroeléctrica que se construirá sobre el río Grande, en el sur de la provincia de Mendoza, Argentina. Los primeros estudios para una presa en Portezuelo del Viento, una garganta especialmente apta para ese proyecto, datan del año 1950. Se lo ha previsto como el componente más importante de un complejo formado por cinco centrales que se instalarían sobre ese río.

El río Grande es el principal afluente del río Colorado, el más septentrional de los ríos de la Patagonia argentina. Nace en el sudoeste de la provincia de Mendoza, cerca del límite con Chile, en plena cordillera de los Andes, y recoge el agua de varios afluentes importantes a lo largo de sus 127 km de recorrido. Su régimen hídrico combinado —pluvial y de deshielo— tiene un promedio de 107 m³/s de caudal. De su confluencia con el río Barrancas se forma el río Colorado, que hace de límite entre las provincias de Mendoza y Neuquén, y luego entre La Pampa y Río Negro, para desembocar en la provincia de Buenos Aires. A lo largo de todo su curso, el Colorado atraviesa regiones de estepa semidesértica, por lo que es un recurso muy valioso para todos los territorios que limitan con él.

Por consiguiente, el aprovechamiento hídrico de ese río y de sus afluentes debe ser consensuado entre todas las provincias implicadas, consultando sus intereses.

Javier Schlegel, Secretario de Recursos Hídricos de la Provincia de la Pampa, explica la frágil situación del Colorado en La Pampa. “El rio colorado está formado en un 72 %  del Rio Grande y en un 28 % del Barrancas, el Rio grande se desarrolla dentro del territorio mendocino. Sacarle el 72 por ciento al Rio Colorado, que es el primer planteo que hace Mendoza,  tan solo con el 28% del Barrancas, hablamos de un caudal casi inexistente. Ese año de llenado utilizando el Rio Grande que propuso Mendoza, nos dejaría sin rio en La Pampa.”

Menos agua y mas salada.

Una inmensa muralla está dividiendo las aguas en el centro de la República Argentina.“Portezuelo del Viento” se llama la represa que se pretende construir en la provincia de Mendoza y que tiene preocupados a los pampeanos. Es que, según sostienen funcionarios, especialistas y ambientalistas de La Pampa, va a generar un alto impacto ambiental y social. El aumento de la “salinidad” es una de los peligros y el riesgo de un manejo “caprichoso” de las aguas, tal como ya ha ocurrido con el cauce del Atuel, es el otro.  

Por eso, pampeanos como Néstor Lastiri de la Asociación Civil Asamblea por los Ríos Pampeanos insisten en la necesidad de llevar a cabo estudios ambientales antes del inicio de cualquier obra y de un control posterior por parte del COIRCO. “Mendoza ha empezado a insistir con la construcción de la presa Portezuelo del viento y hubo un cambio político, Buenos Aires, Rio Negro y Neuquén cambiaron el signo político y entonces cambio también la visión de la región. Nosotros como asamblea y otras organizaciones como la Fundación Chadileuvú, reclamamos que la obra no se haga hasta que no esté terminado el estudio de impacto ambiental, si es que Mendoza acepta el manejo de la presa por parte del COIRCO.”  

Algo sobre los que también viene insistiendo el Gobierno de La Pampa, tal como explica el subsecretario Javier Schlegel es que “no se hacen análisis de salinidad, esto va a afectar a la calidad del agua, la salinidad define cuestiones como por ejemplo saber si el agua sirve para riego o no. Con un cierto nivel de salinidad no podes regar. A los pampeanos nos va a afectar en la obra de toma que tenemos en el acueducto. Cuando se finalice la obra de General Pico la Mayor parte de la población de La Pampa se va a abastecer con el acueducto del colorado. Para nosotros esto es estratégico es saber que es el ultimo rio aprovechable que tenemos en La Pampa y hoy corre riesgo…”.

El hidrólogo Pablo Dornes, no tiene dudas: “Habrá una reducción y una pérdida de calidad, pérdida de calidad significa que usos para consumo humano Va a ver una peor calidad para irrigación, porque va haber una acumulación de sales en el perfil , que va a generar limitaciones en la infiltración y el área de riego pierde su capacidad percolación de movimiento del agua, va a haber acumulación de sales. Casa de piedra podría tener una mayor cantidad de tiempo sin generar energía. Portezuelo del viento, desde el punto de vista hídrico, es un aprovechamiento que la pampa no va a manejar e inclusive manejándolo va a tener un impacto, al principio sobre los volumen y posteriormente sobre la calidad del agua del Rio Colorado”.

Un recordatorio de arena y sal.

Néstor Lastiri, que integra la Asociación Civil Asamblea por los Ríos Pampeanos y cuyo objetivo es promover la lucha y el conocimiento de la problemática hídrica pampeana, piensa que la lucha por los recursos hídricos provinciales no debe limitarse solamente a la que se sostiene alrededor del Rio Atuel, también hay otras situaciones que se tienen que discutir, está muy presente la obra de Portezuelo del Viento, un conflicto que también involucra a Mendoza, y aun hay que tener en cuenta puntos de conflictos con otras provincias, como el caso del Rio V y su rebalse en nuestra provincia, allí los pampeanos tendrán que sentarse  a negociar con Buenos Aires, y aun esta el caso de conflictos con provincias que ni siquiera son limítrofes, como es el caso de San Juan y la anunciada obra de El tambolar.

Los pampeanos hemos aprendido por la sabia voz de la experiencia que debemos proteger enérgicamente cualquier proyecto que ponga en peligro nuestros recursos hídricos. Y la experiencia con singular dureza, nos ha enseñado en el pasado, lo que ocurre aguas arriba cuando las decisiones son unilaterales… allí están las arenas y la sal por donde una vez andaban las aguas del Atuel por si lo olvidamos. Portezuelo del Viento parece pretender repetir en el colorado, exactamente 100 años después del primer desvío del Atuel, la misma  historia, de cortes, despojo y desertificación, de juicios y de fallos incumplidos.

Para conocer más La Pampa ingresá en www.laaldeatv.com.ar

2018. General Pico. La Pampa. Argentina.

Arriba