Judicial

Ataque a la docente: Prendieron fuego una casa con la familia adentro pero fueron sobreseídos

La causa iniciada a comienzos de julio de 2017 por el ataque incendiario y las amenazas que recibió en su vivienda una docente de General Pico se encuentra en su etapa culmine.

De los tres imputados, alumnos de la mujer en el Colegio Nuestra Señora, dos de ellos ya fueron sobreseídos dado que el delito que se les endilgaba no permite que sean castigados porque eran menores de edad.

El tercer protagonista de la historia, quien quedó más comprometido ya que se demostró que era su letra la de la carta amenazadora, fue acusado por “amenazas coactivas”, por lo que su abogado realizó un pedido de “probation” que aún no se resolvió.

En la noche del 8 de julio de 2017, con los rostros cubiertos por máscaras, tres alumnos del Nuestra Señora se acercaron hasta la vivienda de la docente Guadalupe Vaio y atacaron el inmueble con piedras y una bomba incendiaria, del tipo “Molotov”. Además, dejaron una carta amenazadora escrita a mano, donde exigían la aprobación de todos los alumnos de las escuelas privadas en la que la educadora daba clases.

Si bien se hicieron pericias a teléfonos, recogieron diversos testimonios y controlaros filmaciones de cámaras de seguridad, las pruebas que comprometieron a los tres implicados fueron el testimonio del dueño del cotillón que les vendió las máscaras y la pericia caligráfica que demostró que uno de ellos fue quien redactó el texto amenazante.

Con el material probatorio el fiscal Guillermo Komarofsky, quien heredó la causa de la doctora Ivana Hernández, tuvo avances importantes en los últimos meses. “La acusación la presenté por el mes de octubre del año pasado, contra uno de los menores que ahora es mayor de edad. Fue por el delito de ‘amenazas coactivas’.

Después sobre el mismo menor y los restantes imputados hice el pedido de sobreseimiento por la inimputabilidad respecto del ‘daño’. No fue por falta de pruebas, sino que no se puede avanzar porque para el delito que habían cometido son inimputables por la edad que tenían al momento del hecho, menos de 18 y más de 16”, explicó.

El investigador le contó a El Diario que “respecto a la acusación el juez no se expidió, pero sí hizo lugar a los sobreseimientos. Sobre la acusación el abogado del imputado, el doctor Pablo Durigón, presentó el pedido de la ‘suspensión de juicio a prueba’, por lo tanto el juez dijo que, previo a resolver sobre la acusación, se haga la audiencia para resolver si se concede o no la probation”.

Aclaró que “no tiene un plazo la fijación de la audiencia, eso lo maneja la Oficina Judicial. Una vez realizada la audiencia, el juez tiene 5 días para resolver si la concede o no a la probation. A partir de ahí se verá, si considera que no procede se avanzará a una etapa de juicio”.

Por último, anticipó que “en el caso de llegar a juicio, o acordar un abreviado, no se le puede aplicar una pena de prisión, sea efectiva o en suspenso, porque al ser menor de 18 años al momento del hecho se le tiene que declarar la responsabilidad penal. Si se lo declarara responsable, será el juez de Familia y Menores quien determine la sanción que corresponda”.

El Diario

2018. General Pico. La Pampa. Argentina.

Arriba