Policial

Robaron 83 mil pesos de un bar en Santa Rosa. Un exempleado sería el autor

Por segunda vez en pocas semanas, la cervecería Black Bart fue robada por personas que horas antes habían estado consumiendo en el local. Durante la madrugada del 1 de enero un joven entró y robó un bajo de la banda Las Sombras, que afortunadamente fue recuperado gracias a que el ladrón fue identificado mediante las cámaras de seguridad. Esta vez, otro delincuente entró de la misma manera y se llevó la recaudación de la noche: nada menos que 83.000 pesos en efectivo.
Según informaron desde la Seccional Tercera, durante la madrugada del domingo, luego de que el bar ubicado en Avellaneda y M.T de Alvear cerrara sus puertas al público y los empleados se retiraran, un joven saltó la reja y entró al interior del establecimiento por una de las puertas de ingreso.
“Tenía una traba muy precaria, y sólo tuvo que destrabar el pestillo”, indicó un jefe de esa dependencia policial.
Acorde a lo informado, las cámaras de seguridad revelaron que una vez adentro el individuo se dirigió directamente hacia donde los encargados del local guardan el dinero: una caja de seguridad dentro de una pared de durlock. La arrancó y se la llevó.

Tras revisar detalladamente las filmaciones, los investigadores lograron identificarlo, ya que horas antes del ilícito se encontraba en el local. “Vimos que el ladrón tenía las mismas características físicas que una persona que estuvo horas antes consumiendo alcohol. Parece que sólo se cambió la camisa, porque el pantalón y las zapatillas coincidían con las del ladrón”, explicaron.
“Esa persona había sido empleado de limpieza del local, pero fue despedido. Luego del cierre, uno de los trabajadores de Black Bart lo había llevado en auto hasta su casa, pero parece que volvió, supuestamente solo a bordo de una moto, y cometió el robo. Pese a que entró encapuchado, pudimos identificarlo”, explicó la fuente consultada.
Al cierre de esta edición, los uniformados habían desplegado el alerta a todas las dependencias de la ciudad y esperaban pacientemente a que el sospechoso volviera a su vivienda, ubicada en cercanías de La Rural.

Fuente: La Arena

Arriba