Cultura

El piquense Braian Mormont se destaca en el Festival de Jesús María

Tras completarse la segunda jornada del Campeonato Nacional e Internacional de Jineteada, en el marco de la 54º edición del Festival de Doma y Folclore de Jesús María, el piquense Braian Mormont, que había conseguido la mejor performance en la noche inaugural, sigue dando pelea en los primeros puestos y con 14,33 puntos ocupa la tercera posición en la categoría gurupa sureña.

Sobre el lomo de “El Pegual”, de Juan Cherqui, el piquense obtuvo 6 puntos, sumando 14,33, y bajó dos escalones en las clasificaciones generales en la categoría gurupa sureña compartiendo la misma posición con Ariel Retamal, de Río Negro. Por delante del jinete pampeano, el sanjuanino Eduardo Cornejo cosechó 6,66 puntos logró mantener el segundo puesto que había conseguido en la jornada inaugural alcanzando los 14,66 puntos, mientras que el jujeño Luciano Cachulani, con 7,66, alcanzó el primer lugar con 14,99 unidades.

En la categoría bastos con encimera lisa, el jinete de Santa Rosa, Cruz Ramos, montando “El Zarco” de la tropilla de Nello González, mejoró su actuación de la primera jornada y sumó 7,33 puntos, lo que le permitió ascender del décimo segundo lugar hasta el octavo lugar en las clasificaciones. Por su parte, el montador oriundo de Guatraché, Maximiliano Gutiérrez, no tiene puntaje en su haber entre las dos jornadas.

El jinete piquense sorprendió durante la jornada inaugural del campeonato de jineteada de Jesús María al obtener el mejor puntaje en la categoría gurupa sureña. Mormont, sobre el lomo de “El Remiendo”, parte de la tropilla de José Luis Perret, había cosechado 8,33 puntos, 0,33 más que el sanjuanino Eduardo Cornejo (8,00) que había obtenido el segundo mejor puntaje y 0,66 más que el tercero, el riojano Emiliano Lali (7,66).

Familia campeona
El Festival de Doma y Folclore de Jesús María fue testigo de la consagración -en diferentes ediciones- de tres jinetes pampeanos de un mismo linaje familiar: los Ramos. En el año 2017, Alfredo “Tato” Ramos se consagró campeón en la categoría bastos con encimera lisa gracias a una actuación que lo tuvo en los primeros lugares durante varias jornadas. De esa manera “Tato” le había arrebatado el título que estaba en poder de su hermano Cruz, campeón en la edición del 2016.

Cabe recordar tanto “Tato” como Cruz, son ambos hijos de Alfredo Ramos, uno de los mejores jinetes pampeanos en la historia de la provincia que, en el 2001, también obtuvo el título en Jesús María en la categoría bastos con encimera lisa.

Arriba