Judicial

Murió después de una cirugía estética en Santa Rosa: desestimaron la denuncia por mala praxis contra dos médicos

El fiscal Oscar Cazenave desestimó la denuncia por mala praxis por la muerte de una mujer durante una cirugía estética. El funcionario judicial, después de seis meses de investigación, consideró que no hay indicios de que los médicos hayan incurrido en mala praxis o abandono de persona,  y archivó la causa judicial.

Tamara Gómez tenía 41 años y murió el pasado 8 de julio, durante una lipoaspiración, una operación que demandó seis horas, en la Clínica Modelo de Santa Rosa. Los familiares denunciaron al cirujano plástico Mariano Jañez y a su padre, el presidente del Consejo Médico de La Pampa, Jorge Carlos Jañez. Durante la investigación judicial se hizo una autopsia, dos días después del deceso, y los resultados fueron enviados al Instituto de Ciencias Forenses de Junín, Buenos Aires.

A principios de diciembre, según pudo averiguar El Diario, arribó el informe pericial, según el cual no existió violación de los deberes de cuidado o conducta negligente de parte de los médicos. Con esa prueba en sus manos, el fiscal Cazenave archivó la denuncia.De todos modos, la madre de la mujer, Norma Boock, consideró que hubo mala praxis y abandono de persona de parte de los médicos. «Siento mucho dolor», confió, en declaraciones a LU 33.

Tamara era mamá soltera de un nene de 12 años. Vivía en una casa de barrio ubicada en Ciro Ongaro al 1200 de Santa Rosa. Un grupo de amigos y amigas de Tamara insistieron para que la familia hiciera la denuncia.

La mujer se sometió a una lipoaspiración el viernes en la Clínica Modelo. Y murió el domingo 8 alrededor de las 2 de la madrugada como consecuencia de un paro cardíaco. El médico que la operó, Mariano Jañez, había viajado a Buenos Aires y los cuidados quedaron a cargo de su padre, Jorge Carlos Jañez.

Los médicos informaron a la familia que la mujer tuvo un paro cardiorespiratorio, que había sido un caso fortuito y que en la operación había estado “todo bien”.La operación a la que se sometió Tamara Gómez es la segunda cirugía estética que más se hace en el país. Representa el 14% de todas las intervenciones plásticas que se practican. Costó 90 mil pesos y duró 6 horas.El dato surge del último ranking difundido por la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética.

Según este relevamiento, Argentina es el segundo país con mayor cantidad de intervenciones de Sudamérica y está 16 a nivel mundial. En el último año hubo 272.420 cirugías estéticas.

La operación se realiza bajo “consentimiento informado”. Es un acto por el cual un paciente brinda “su conformidad (o rechazo) con la indicación o propuesta médica, luego de recibir la información completa, adecuada, clara y precisa acerca del diagnóstico que lo aqueja, el mejor tratamiento disponible, las alternativas terapéuticas, los beneficios y riesgos esperados y el pronóstico”.

Fuente: El Diario

2018. General Pico. La Pampa. Argentina.

Arriba