Deportes

El Zonal 2000 Pampeano cerró su exitoso año. Por Nicolás Tolosa

El fin de semana pasado se corrió, en el Autódromo de Toay, la última fecha del Zonal 2000, donde el campeonato estaba al rojo vivo, ya que cuatro pilotos se disputaban el título (Matias Hernandez, Javier Motta, Gaston Martinez y Marcos Aguas). La Clasificación del dia sábado quedó en manos del piquense Cristian Gariglio.

El domingo con el cielo cubierto y una intensa lluvia, se estuvieron desarrollando las series que dejaron al Ford Escort de Cristián Gariglio, Tomás Asunción y Marcos Aguas con la primera y el Fiat Palio de Matias Hernández, Gastón Martinez y Hector Lotto con la segunda.

La actividad estuvo suspendida durante 3 horas como medida de seguridad por la intensa lluvia. Después de una reunión con los pilotos y de revisar el estado de la pista, se dispuso a continuar con la actividad.

La final se largó en plena lluvia, con los pilotos que definen el campeonato en el medio del pelotón, la punta de la carrera fue de diferentes protagonistas. El momento de mayor tensión se generó tras un toque entre Asunción, Martínez y Aguas, en la entrada de la recta. Martínez y Aguas quedaron con los autos muy golpeados, dejando a Gastón fuera de la carrera.

Por otro lado, Marcos Aguas pudo recuperarse y hacer una impresionante remontada desde el último lugar, que le permitió llevarse el Bicampeonato. De esta manera, el Zonal 2000 cerró el año con un parque de más de 25 autos y como siempre, brindando un excelente espectáculo.

Arriba